sábado, 27 de febrero de 2010

Día de locos... o bueno....noche...de locos

Ayer fue un día para no olvidar, despues de una noche deportiva -con la que muchos no cuentan pero yo sí conté- fui a parar con mis amigos a un lugar entretenido. Sin sospechar que ese día sería uno memorable como para contarle a los nietos -claro, cuando tengan mayoría de edad- o a los hijos -mismo requisito-. Nos tomamos unos tragos, o mas sincero...¡chupamos chela como nórdicos! Cosa a la que no estoy acostumbrado pero pude sobrellevarlo y resistirlo con modestia lo que me llevó a que mis inhibidores sociales se apagaran por una noche ¡jajá! Resulta que conocí a una popular persona con la cual se logró una anecdota que no se olvidará. Sin lugar a dudas ayer fue un día loco, desenfrenado hasta cierto punto, con algo de morbo popular, vergonzoso y muy chistoso ^.^

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada